sábado, 28 de julio de 2012

El Líder de Los Pecadores Capítulo 9

Encuéntralo vivo
Joe me cogió de la mano sin pensárselo dos veces y me arrastró hacia los gritos de socorro del interior de la aldea. La plaza del pozo estaba justamente a la entrada de Blackroad y no descartó la idea de que pudieran venir de aquel lugar. Dio un frenazo a mitad de camino, de un tirón hizo colocarme delante suya para así agarrarme de las caderas y tenerme controlada y a salvo. Nos habíamos encontrado de frente con Nathan y Natalie, que venían corriendo desde la plaza ya sin aliento alguno.

-¿Qué ha pasado? – preguntó Joe mientras me apretaba más la mano y me juntaba hacia sí.

Pude sentir el cuerpo de Natalie temblando, sus manos sudorosas frotándoselas entre ellas y su rostro intentando mostrar una mueca de despreocupación que no logró expresar. Nathan cogió aire e inconscientemente, sus ojos llamearon de furia.

-Gilbert ha desaparecido… -contestó con el ceño fruncido – A los pocos minutos de esto, el alguacil escuchó gritos y se está paseando por las calles de la aldea anunciando que se haestablecido un toque de queda para que nadie salga de sus hogares hasta nueva orden.

No podía dar crédito a lo que escuchaba. Ni si quiera podía entender con claridad lo que estaba pasando. ¿Qué hacían a esas horas de la noche despiertos? ¿Cómo han podido perder la pista a Gilbert de tal manera? Natalie me miró intrigada y con el pavor propio de la situación incrustado en sus ojos pardos.

- ¡Venga! Iros pronto las dos, antes de que os pille el alguacil. Vuestros padres ya se habrán dado cuenta de vuestra ausencia… - Nos indicó a la velocidad de la luz Joe con expresión de preocupación -¡Corred!

Parecía enfadado a la vez que alarmado. Cogió de un tirón a Nathan por el cuello de su camisa y le arrastró hacia el camino de su casa, no sin antes una intervención de Natalie:

-¡Espera! ¿Y qué pasa con Gilbert? – Ella me agarró del brazo estrujándomelo nerviosa.

-No te preocupes. Sabe cuidarse solo… - contestó Joe sin dejar de andar aún con su hermano sujeto por el cuello de su camisa, mientras él echaba unas risotadas vesánicas.

Natalie me miró  enajenada aún apretándome más el brazo con sus dos manos. No entendíamos lo que acababa de pasar, y menos yo, pero suponía que ya me enteraría mejor al día siguiente. Así que, echamos las dos a correr hacia nuestras respectivas casas.

En la carrera, tuve que ir pegada a las paredes de las calles por si el alguacil se paseaba por allí. Me dio un pinchado repentino en el brazo, lo miré y comprobé que Natalie se había pasado con la fuerza y ahora tenía el antebrazo rojo. Respiré hondo. Solo quedaban unos pasos más para llegar a casa, donde los encontraría despiertos preparados para echarme una bronca. Contuve el aliento durante un rato y corrí hacia la puerta de mi casa. La abrí con rapidez y la cerré justo detrás de mí.

-¡Iris! – Nadia corrió a abrazarme. Pasó sus brazos por mis caderas, a lo que yo la correspondí con unas palmaditas en la espalda mientras cerraba los ojos - ¡¿Dónde estabas?!

Abrí los ojos, y la figura de padre y madre los dos con los brazos cruzados y labios fruncidos me hizo estremecer. Nadia se apartó de mí con la respiración acelerada, así que para tranquilizarse se frotó los brazos con sus manos. Arthur me fulminó con la mirada y ese era el peor de los castigos y riñas: la mirada que infundía padre cuando se enfadaba. Se fue a la cocina sin decir nada, se asomó por la ventana corriendo la cortina ligeramente y estuvo observando el exterior durante un buen rato.

-¿Se puede saber dónde estabas? – Volvió a preguntar, esta vez madre acercándose a mí con expresión algo más calmada.

-Solo quise dar una vuelta… - dije bajando la cabeza y en un hilo de voz para que se creyeran mi falso arrepentimiento. Para nada estaba arrepentida del fascinante momento que pasé con Joe – Pero, ¿qué ha pasado? – Cambié de tema y me centré en lo que estaba pasando en el exterior de mi hogar.

Arthur, se apartó de la ventana con el semblante pálido intentando expresar en su rostro una despreocupación inexistente. Su respiración se volvió más pesada cuando se acomodó en el sillón rojo de cuadros mirando hacia el techo mientras buscaba una forma de explicarle a su hija pequeña todo aquello.

-Hace mucho tiempo, unos veinte años, un chico de una pandilla de adolescentes mató al hijo del aguacil torturándolo y abandonándolo en un pozo de una plaza muy cerca de aquí -¿EL pozo inactivo de la plaza?- No se sabe quién pudo ser, pero las sospechas siguen recayendo en esos adolescentes ya hechos hombres. No tuvieron pruebas para culparlos, y nadie los juzgó. Esos fueron los únicos gritos que se escucharon alguna vez en Blackroad, los gritos del hijo del alguacil mientras le mataban– Sostuvo un silencio durante unos segundos interminables en los que quiso coger aire, mientras las hembras nos acercábamos más a él para escucharle - ¿Has oído esos gritos? El aguacil prometió que nunca se iba a cometer otro asesinato, y que cualquier muestra de ello, llamaría a los mejores soldados y detectives de la región para hacerse cargo del asesino.

-¿De verdad crees que ha sido capaz de llamar a esas personas? – preguntó madre muy nerviosa.

Padre alzó la mirada hacia los ojos de Clarette y con un gesto frío asintió con la cabeza. En ese momento, en el cuerpo de Clarette y Nadia recorrieron dos horribles escalofríos. Miré hacia la ventana entre abierta apartada de las cortinas y vislumbré una luz de una vela pasando por delante de nuestra casa, aferrándome a la idea de que la persona portadora de esa luz fuera el alguacil. Me quedé mirando el exterior de la ventana abstraída en mis pensamientos.
 Había conseguido enterarme de algo, pero ¿qué había pasado con Natalie, Gilbert y Nathan? Tantas preguntas recorrieron mi mente sobre ellos que dejé de pensar por un momento, solo para que mi tensión no llegara a su límite.

Además, ¿un adolescente que mató al hijo del aguacil? ¿En qué estarían pensando? Lo que de verdad recorría mi mente inquieta, era de quiénes se podría tratar esa pandilla de adolescentes. Ahora tendrían unos cuarenta años, justo la edad de mis padres. ¿Y si se trataba de ellos?…

-Venga, iros ya a la cama, niñas – nos pidió Clarette en un suspiro cansado, y la verdad, se lo agradecí. Agradecí que me alejara de los pensamientos que sospechaban que mis padres fueran unos asesinos.

Corrí hacia la escala del altillo y subí por ella, justo delante de mi hermana. Padre apagó las velas que iluminaban toda la casa oscura y tétrica mientras madre se acomodaba sobre su indecente cama. Mi hermana y yo nos acostamos cada una en nuestra cama. Ella no tardó en dormirse, pues era demasiado para que nadie estuviera despierto a esas horas con ese jaleo en el exterior. Pero yo no conseguí dormirme pensando en la vida de Gilbert. Incluso estuve por rogarle a los cielos que acogiera su vida en buenas manos, pero supe que era una contradicción en toda regla.

De todos modos, esas personas que pronto vendrían a Blackroad descubrirían el asesino de hace veinte años y la localización de Gilbert. Vivo… o muerto.  

-------------------------------------------
Ha sido un capítulo muy corto, pero es que no daba para más y no me apetecía volver a reescribirlo, lo siento XD. Quedaros bien con la historia que nos ha contado Arthur, todo ello tendrá que ver sobre el juego, la localización de Gilbert y el asesino de hace veinte años. Temblad MUAJAJJA
Por cierto, he intentado poner el capítulo sin esos saltos de cambio de párrafo, porque no me gustan. Pero no sé qué he hecho que me sale así -.-" A ver si algun@ tenéis alguna idea...

8 comentarios:

Gaia dijo...

Los padres de Iris... qué calladito se lo tenían xDDDD No creo que ellos sean los asesinos, pero teniendo una hija como Iris, que se escapa de noche a cualquier sitio, bien podían tenerla avisada de lo que había pasado, de que un asesino lleva por ahí suelto quién sabe cuánto tiempo xDDDD En fin, cuánta tensión, se podía palpar perfectamente en el ambiente, yo también me pasé todo el capítulo en tensión! jeje xD
Espero más pronto, me has dejado muy intrigada! jeje
Un besooooo!

reina.momo dijo...

Cada vez mejor!

✝Rose❤✝ dijo...

Oh pero que calladitos... eso de la desaparicion de Gilbert y todo el cuento del asesinato... y ese grito! madre mia, al principio pense que era un fantasma xD pero luego cuentan la historia y Gilbert no aparece... D: no no no Esto esta tan emocionante :3 te lo ruego, te lo suplico no se como pedirtelo PUBLICA PRONTO esta tan emocionante.. de por si la trama es tan buena y esto... qauiero mas y mas mas. Cada linea es exepcional, todo esta muy bien hecho, no se lo de los saltos de paguina :/ bueno hermosa publicare pronto respondiendo a tu comnetario, racias de ante mano por este año (si, cumplo un año en blogger, bueno lo cumpli hace 2 meses pero hoy me di cuenta xD) en el que tu y otras chicas estuvieron desde el principio :) las quiero y amo sus historia, asi que publicare el capitulo hoy :) esta a medio hacer asi que cuando me ponga en ordn con los blog lo terminare de escribir y corregir y lo subo de inmediato :)

besos

αℓεxαη∂яα dijo...

Joder....¿Que le habrá pasado a Gilbert? Ojalá y siga vivo...Después de escuchar esa historia tan horrorosa no creo que nada bueno le haya ocurrido.
Joder con los asesinos. Lo malo es que siguen en el pueblo...
Aparte de lo de Gilbert si él no aparece y el alguacil llama a lo mejores soldados y detectives de la región para hacerse cargo del asesino...Lo llevan claro para pecar...
Sinceramente me pregunto lo mismo que la protagonista: ¿Qué había pasado con Natalie, Gilbert y Nathan?
Joder, espero que se rebele pronto porque estoy en ansia viva de saberlo......................¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡PUBLICA!!!!!!!!!!!!!
PD: Lo de los saltos de linea tampoco queda tan mal y ¡EL CAPITULO A SIDO CORTO, PERO JODIDAMENTE INTRIGANTE, CABRONA!
¡Un abruzo!
Y PD DEL PD: Muy buen capítulo :3

A voice in the mist dijo...

¿se habrán cargado a Gilbert? si ese es el caso, no creo que esta vez sena los mismos asesinos. quizás, tiempo atrás unos niños también jugaron al mismo juego que juegan ellos ahora y por eso murió el hijo del alguacil. Espero que los detectives descubran pronto que es lo que ha pasado.
publica pronto!!
un beso!

Nana dijo...

Yo tiemblo, a ti hay que tenerte miedo hija mía xD
Asesinato de hace lo menos 20 años, una desaparición y de mientras, el maldito juego por ahí en medio. Esta historia es demasiado siniestra! xD En verdad estoy un tanto intrigada con lo de Gilbert, aunque quiera aparentar que no, porque al mismo tiempo estoy dándole vueltas a ese acercamiento de Joe con Iris... Cuánta cosa.

Siento haber tardado en comentar, pero esta semana me he perdido entre muchas cosas. No volverá a pasar xD

Un besazooooo

Ivel dijo...

Hijita adoradaaaaa... jajaja ay! Roja, no tengo màs que decirte, vos ya sabes que me entrò el miedo por los padres de Iris, y que sin duda quiero ver sangre derramada (vuelvo a decirtelo, estoy dañada xDDD) A VER, A VER... Intriga y màs intriga... Besotes :*

Jose dijo...

Wow esa historia si que fue tétrica, nada mas de pensar en que puedan ser sus padres,me deja perdida jaja! estuvo bueno este capi