sábado, 7 de abril de 2012

Me río de la muerte Cap 51

Esa noche volví a tener la misma pesadilla, pero esta vez más horrorosa que nunca. Esta vez no vi a la muerte, sino a Vanessa mostrándome mi tumba. Y no solo me mostraba mi tumba, sino unas cuantas más sin nombre. Desperté entre gritos y entre los brazos de Jonathan abrazándome para tranquilizarme. Me susurraba cosas al oído mientras me acariciaba el pelo, me besó en la cabeza y me apretó más fuerte contra él. Ya no recordé más de esa noche, solo el momento de la pesadilla y del calor de Jonathan al abrazarme. Gorka se pasó por la mañana por nuestra habitación para darme una botella de sangre, según él, los vampiros necesitaban reservas como estas para la gran batalla de ese día.
Cogí el vestido colgado de una percha en mi armario y me lo empecé a poner. Jonathan con el traje de su boda, se me acercó por detrás para subirme la cremallera del vestido. Lentamente sin perderse de vista ni un movimiento. Ya subida, pasó sus brazos por mi cuello, apoyó su barbilla en mi hombro derecho y susurró:
-Dicho lo que haya dicho, hecho lo que haya hecho, y pasado lo que vaya a pasar esta noche: no olvides que yo siempre te he querido y por supuesto, te querré.
Me di la vuelta para mirarle, pasé mis manos por su cuello y acercándome a él le planté un beso intentando no derramar ninguna lágrima. La perfección existía, y le tenía delante de mis ojos.
Se tuvo que marchar antes que todos nosotros, él tenía que estar antes en la Torre. Me puse unos ligueros en las piernas, y luego metí un cuchillo en ellos justo para que lo sujetaran. Prefería prevenir antes que curar... Intenté peinarme lo mejor posible, me hice la raya negra en el ojo y me pinté el párpado de un verde claro. Las ocho de la tarde... Hora de salida, hora del plan, hora de empezar mi pesadilla...
Me pasé por la habitación de Alex para ir juntas donde habíamos quedado con los demás. Antes de llamar a la puerta entreabierta, me percaté que no estaba sola, se oía la voz de un hombre charlar con ella. No quise ser cotilla, pero la curiosidad me mataba. Me asomé por la puerta sin que me viera nadie y vi a Alex y Asier hablando los dos sentados encima de la cama. No les oía bien, solo escuchaba sonidos extraños y alguna que otra palabra suelta. Pero no hacía mucha falta escucharles para saber lo que estaba pasando, pues sus labios se acercaban lentamente, sus ojos se cerraban y se hundieron en un profundo beso. Me aparté de la puerta y me apoyé contra la pared de al lado con una sonrisa picarona. No me había dado ni cuenta de lo que pasaba entre ellos dos, esas risas y miradas. ¿Cómo no me había percatado de ello? ¡Era estúpida! Aunque, no supe como asimilarlo. Bien o mal. Dani Aguilar o Asier Fernández. Él hubiera querido que ella sea feliz, y yo también, pero... ¡Bah! Un cuento en el que dos personas son felices y están enamorados, nunca podía salir mal. O eso pensé...


La Torre de la Foscor. Parecía una torre normal de esas que vas a visitar a Barcelona, pero estaba lo más alejado posible para que nadie lo encontrara por casualidad. Ni siquiera era una torre, era una especie de castillo de estilo gótico que lo rodeaban una abundante vegetación. La entrada principal era una gran portón con rejas incrustadas. Terrorífico...
Max se quedó en el coche según lo acordado y Rupert, Natasha, Taylor y Pete se quedaron esperando a la entrada  de la torre/castillo según el plan. Los demás entramos por el portón abierto hacia la sala principal. Los pasillos que lo rodeaban eran muy grandes y espaciosos, con decoraciones como flores, cuadros y esculturas griegas. La sala donde se celebraría la boda era un espacio parecido en dimensión a un campo de fútbol, con sillas color blanco rodeándolos y una especie de altar colocado al final de la sala. Detrás de el altar había unas cortinas rojas donde detrás se tenían que colocar Asier y Wanda. Ya estaba abarrotado de gente y no tardaron en cerrar el portón para que nadie entrara ni saliera. O eso creían ellos...
Todos se fueron a sus puestos lejos de mi para realizar el plan, menos Alex, que su plan era vigilarme. Estúpidos, vaya plan...
Alguien salió detrás de las cortinas, Vanessa que llevaba un vestido color rosa con un corpiño morado. Alguien la acompañaba por detrás, era Elena. Me guiñó un ojo sin que nadie la viera y se colocó a la diagonal de Vanessa, que sonrió al publico y por desgracia, especialmente a mi.
-Gracias por haber venido - gritó para atraer la atención de la gente, pero no dijo nada más. Se sentó en una silla colocada en una esquina del altar mientras la multitud tomaba asiento y se callaba.
Nosotras nos quedamos de pie. No tardarían en empezar el show y no queríamos perdérnoslo. La puerta gigante de la sala se volvió a abrir y por allí pasó Rupert, realizando su parte del plan. Si él ya estaba aquí, significaba que Natasha, Taylor y Pete ya habían acabado con la guardia de la entrada y habían logrado entrar con éxito, pero aún quedaban guardias dentro de la Torre, y el plan de Rupert era demasiado provocador.
Salió con una pancarta alzada sobre su cabeza que citaba: "Muerte a la reina". La gente fingió indignarse, pero por dentro le deseaban mucha suerte. Él era "el indignado". Al ver que los guardias, todos devoradores, se acercaban a él para darle su merecido, corrió hacia la salida tirando la pancarta al altar y partiéndose el culo de la risa. Como parte del plan, Andreah corrió tras él, al igual que todos los devoradores. Se pisaba su vestido largo y dorado con los tacones, pero la daba lo mismo. Salieron por la puerta lejos de vista ajena y allí, Rupert y Andreah tendrían que acabar con ellos. Aún quedaban por allí más guardias vigilando, pero entre Natasha, Pete, Andreah, Taylor y Rupert habían acabado con más de la mitad.
Jonathan salió de detrás de las cortinas y se sentó en una silla al lado de Vanessa sin dirigir la vista a nadie y sin ninguna expresión en su rostro. Vanessa le hablaba sonriente sin importarla lo que había sucedido hace unos segundos, pero él, con la mirada baja solo asentía y le daba la razón como a los tontos.
Antes de que se pudiera desarrollar la otra parte del plan, un guardia pelirrojo de ojos negros entró por la puerta con Natasha cogida del pelo intentándose librar de él. ¡Mierda! Natasha no había podido escapar. Max, en el coche se la tenía que haber llevado lejos de allí junto con los otros.
El guardia se la llevó hasta estar en frente de Vanessa y por lo bagini, le explicó la situación.
-Metedla en la celda. Después la mataremos... - justició Vanessa con voz firme y directa.
Los ojos de todos los presentes, incluidos sus mejores amigos, se abrieron como platos mientras el guardia se la llevaba por una salida secundaria a la principal.
-¡No la toques, coño!¡Hijo del diablo! - vociferó Harry mientras corría hacia Natasha.
Este empezó a dar puñetazos a diestro y siniestro al guardia. Nadie hizo nada, la gente estaba incrédula y nosotros sabíamos que no podíamos interferir de aquella manera. Harry se había saltado las reglas, y no le culpábamos, pero lo había hecho. Ni los demás guardias, ni Vanessa, ni nadie hacía nada, solo observaban la pelea entre el vampiro y el devorador guardia. A Natasha, que ya la había soltado y la habían tirado al suelo, se levantó e intentó ayudar a Harry en la pelea. Ver a una vampiresa con un vestido color ocre y unas converse negras peleando contra aquel gorila era en parte cómico y más al ver como ellos dos habían matado a aquel devorador sin mucha ayuda. Al ver las caras expectantes de las personas, corrieron hacia la salida principal riendo cogidos de la mano al encuentro de Max y los demás.
-No importa, ya les matarán los demás guardias de la entrada... - dijo Vanessa muy confiada. Lo que no sabía es que esa gente ya estaba muerta.
Varios guardias se llevaron el cadáver de su amigo. ¿¡Pero de dónde salían tantos guardias!? Parecía que se multiplicaban. El plan de Harry se había suspendido visto lo que había sucedido, así que no pudo disfrazarse de guardia y acabar con algunos de estos.
A Elena la había convertido Vanessa, así que se creó una conexión entre estas. Craso error, pues Elena y Vanessa poseían la conexión de... ¡la hostia! No me conseguía acordar. Bueno, tampoco hubiera sido muy importante, ya que yo no participaba en el plan...
Jonathan y Vanessa ya se habían levantado, y los dos de perfil, iban a contraer matrimonio con Elena de supuesta "cura". Ojalá me hubiera acordado de la conexión, para estar al corriente de lo que hacía por lo menos. Wanda y Asier tenían que coger otra entrada secundaria para acercarse detrás de las cortinas y así, Wanda poder matar a la reina. Asier iba de su supuesto "guardaespaldas" aunque solo fuese un insulso humano, pero era el papel que le había tocado realizar. Las cortinas rojas se empezaron a mover y solo los miembros presentes en aquella boda se dieron cuenta. La cortina se rasgó con un cuchillo por el que aparecieron Wanda y Asier, pero antes de que pudieran hacer nada, la reina ya se había enterado de sus presencias:
-¡Quietos! - alzó la palma de su mano por encima de la cabeza. Los dos se quedaron quietos sin poder moverse, pues Vanessa había utilizado el poder de controlar a los movimientos de las personas.
Guardamos silencio durante un buen rato con el corazón en un puño. Les había pillado, ¿qué haríamos ahora?¿Qué iba a hacer ella ahora? Soltó una risilla siniestra que resonó por toda la sala.
-No quiero derramar sangre vampírica - explicó con la mano aún alzada que la movió de un lado para otro haciendo que Asier se pusiera en frente suya y se arrodillara ante ella.
Jonathan estaba que no se creía lo que veían sus ojos. Pude notar en sus ojos que tenía miedo, pues ya no eran de un color brillante, sino apagados. Y con razón...
Fue todo muy rápido. El cuchillo con el que querían matar a Vanessa lo tenía ahora Asier entre sus manos. No pudo controlarlo. Vanessa le controlaba. Se lo clavó justo en el corazón, en su corazón humano. Se me congeló la sangre, la respiración se me entrecortó y mi corazón se encontraba apretado entre las manos de Vanessa. Con el cuchillo aún en la mano, cayó de bruces contra el suelo y la luz de vida y alegría que contenían sus ojos se apagaron. Guardamos la respiración hasta que necesitamos el oxígeno para seguir viviendo. Miré a Alex y luego a Jonathan. No podía haber peor expresión en el mundo. Alex, con la cara descompuesta se cayó de rodillas contra el suelo tapándose la cara con las manos. Dani y Asier. Los dos los había perdido. Los dos hombres que había amado en el mundo habían muerto en las manos de un reinado injusto. La multitud guardó silencio intentado no provocar una revuelta o más cabezas rodadas. Se notaba el ambiente cargado y lleno de suspense. Jonathan se acercó a paso lento al cuerpo inerte de su hermano con la mano en su corazón. Se colocó de rodillas frente a él y agachó la cabeza mientras las lágrimas brotaban de sus ojos. Con la mano temblorosa intentó acariciarle la cara, pero era tal el dolor que sentía que no pudo hacerlo. Le habíamos perdido, él había muerto intentando matar a una mujer que ni siquiera le incumbía.
-Él... - empezó a decir Jonathan en un hilo de voz - era mi hermano...
Y su única familia. Vanessa había arrebatado demasiadas vidas. Los ojos se me empezaron a llenar de lágrimas y el frío se apoderó de mi cuerpo como una ráfaga de viento en invierno. ¿De verdad Jonathan estaba llorando? No lo podía creer. Ella le había hecho llorar, y eso era algo que no podía consentir. No podía ver como él lloraba por una mujer como ella. Empecé a temblar de puro miedo y rabia al partirse en dos mi alma. La sangre de Asier perteneciente del propio corazón chorreaba por las escaleras que bajaban desde el altar. Sus ojos, aún abiertos, me miraban esperando que hiciera algo. Me miraban rogando por la salvación de la chica a la que amaba y la de su hermano. Suplicaba por la vida de nuestros amigos. Me dieron ganas de correr a abrazarle y a susurrarle que le vengaría. Pero hacer eso en este momento me resultaría imposible, así que me coloqué de rodillas al lado de Alex sin apartar la mirada de los ojos de Asier y la abracé como pude.
-¿Por qué siempre los pierdo?¿Por qué a mi?¿Por qué a ellos? - Sollozaba tanto que algunas veces hasta se atragantaba con las lágrimas.
No sé lo que me pasó en aquel momento. Pero todos los sentimientos y emociones que existían (menos los buenos) vinieron a mi como una descarga eléctrica. Rabia, tristeza, miedo... Miedo de que Asier no fuera la única víctima. De que a los demás les haya pasado algo, de que pudieran seguir pasando cosas. ¡Miedo! Por eso no aguanté más. Los ojos suplicantes de Asier me rogaban por lo que debería haber hecho hace mucho tiempo. Las lágrimas de Jonathan me pedían justicia por haberse derramado de los ojos de él. Y este era el momento si no quería perder a nadie más. Y menos a Jonathan...
-¿Te crees que me importa? - dijo Vanessa con voz cruel. Se acercó al cuerpo de Asier intentado tocarle, pero Jonathan les interpuso con su brazos extendido para que no se acercara a él. Ella rió - Bueno, antes de la boda te dejaré que te limpies esas lágrimas de cocodrilo...
La gente empezó a recobrar su conversación y los murmullos se escuchaban por toda la sala. Se levantaron y algunos de ellos taparon su boca y su nariz con un pañuelo. El olor de la sangre era demasiado fuerte y se podría esperar que fueran corriendo a succionar la sangre que quedaba en el cuerpo de Asier. Tantas personas levantadas hizo que perdiera la visibilidad de Asier, Jonathan y Vanessa. Elena se bajó del altar y se acercó a nosotras para darle a Alex un hombro en el que llorar. Gorka apareció de entre la gente y con un gesto esperanzador posó su mano en el hombro de Alex. ¿Qué plan debían realizar ellos? La mezcla de sangre de lobo y vampiro ya me estaba afectando demasiado, pero me daba igual. Este era el momento. Esta vez nadie se interpondría entre mi plan y yo. Debía vengar a los muertos junto con los vivos. Me merecía ser feliz junto a Jonathan, lo necesitaba. Debía permitir a mis amigos la oportunidad de ser feliz sin una carga como yo interponiéndose.
Aprovechando que no veía a nadie por la gente levantada ni Vanessa podía verme a mi, me levanté del suelo donde abrazaba a Alex y me esfumé por la puerta.
Las doce y media... Muertes infinitas, tiempo agotado y sentimientos al borde del límite.

8 comentarios:

white_demon dijo...

Voy a ser clara y directa... ¡¿Pero qué coño ha pasado aquí?! Ay Dios qué locura. No sé donde situarme, a ver... Paso por paso.

El plan si, muy bien que parecía ir, pero no le puedes hacer esto a mi pobre Alex... Madre mía, casi lloro. No, Asier tiene que vivir porque Alex tiene que ser feliz. Ya perdió a Dani, debería ser suficiente.
Wanda ya podría haber sido un poco más rápida, no se, ir corriendo y arrancarle la cabeza a Vanessa, por ejemplo.
A todo esto, casi me meo de la risa cuando has descrito a Natasha luchando contra el guardia ese. La verdad es que la chica tiene un estilo bastante peculiar jaja ¿Y qué pasa con los demás? ¡Ya podrían aparecer y hacer algo! Jonathan debería arrancarle la cabeza a su querida prometida ¬¬ Uf, que asco me da la tía, en serio.
Gema, no sé qué irás a hacer ahora, pero por tu madre, tu hermana pequeña que ve cosas de mi blog que no debería, por tu perro si tienes, por el gato si existe, por tu padre, por... por todo el mundo! no mates a más gente T.T T.T

Ya estoy esperando impaciente el siguiente jojojo No te retrases mucho eh xD
Y por cierto, no me ha parecido tan largo como decías, exagerada xD


Un besoteeee!!

Gaia dijo...

Madre mía... cuántas cosas... he estado con el corazón en un puño durante todo el capítulo y al final me he quedado rota con tantas muertes... Nana tiene razón: no te cargues a más gente, por lo que más quieras! xD
Me han dado muchísima pena todos... pero sobretodo Alex, que también acaba de perder a Asier... T.T
Gema, cárgate de una vez a esa maldita reina, a ella sí que deberías matarla! jajaja xD
Espero con ganas el próximo, no tardes mucho! jeje
Beeeeeesos ^^

Thalia dijo...

Esto es tu venganza por el capítulo ese en el que casi te mueres ¬¬ Lo dicho, ¡vais todas a por mi en las historia T.T!
Vale, vale. Ya veremos quien ríe el último yehehehehehe.
Eso si lo de las Converses es muy propio de mi xD
Te juro que como no acabe muerta Vanessa voy yo y me la cargo con un bate de metal (Fell like a Rena xD)
Pobre Asier, pobre Jonathan, pobre Alex T.T Y yo lloré, y Gema lloró y a Laura le dio la risa, es tan rica esa criatura xD
Presiento que en el próximo capítulo van a rodar cabezas... Sobre todo de una guarra rubia que está "prometida" pero no estoy insinuando a nadie (bueno si, para que mentir).
Buen capítulo sobri, un abrazo ;)

αℓεxαη∂яα dijo...

joooo..T.T He intentado no llorar pero soy muy sensible T.T ¿Por qué se ha tenido que morir? Joo...
¡¡MUERTE A LA REIIINAAAAA!!¡¡¡MUERTE A LA REINA!!! La voy a matar, si eso te echo una mano y todo o como dice Thalia : Te juro que como no acabe muerta Vanessa voy yo y me la cargo con un bate de metal (Fell like a Rena xD)
A si que ya sabes :) Que rueden cabezas en el siguiente y sobretodo de la hija de la gran putisima: Vanessa
Jooo....y sigo llorando.... de tristeza y de rabia a la vez... Ñaaaaaaaa T.T
Muy buen capitulo Aria, quiero el siguiente ya (¬¬) T.T xDD :'(
Un abruzo! T.T

Elenaa dijo...

No tengo palabras ... ... ...



No me imaginaba que ella, Vanessa fuera tan vil y tan cruel. Se nota que no tiene sentimientos, su risa, sus palabras, su manera de tratar a la gente hace que ... la desee la muerte. Pero bueno VA A MORIR.SÍ O SÍ VA A MORIR. NO SÉ QUIÉN LA VA A MATAR, NI CÓMO PERO VA A MORIR.
Nadie con sentido común haría eso... Matar al hermano de su futuro marido -.-'' Claro que Asier y TODOS querían matarla. Lo de la boda no tendría que haber pasado :'( Jonathan tendría que haberse alejado de Vanessa, tendría que haber cogido a Gema y llevársela a otro lugar, porque estoy segura de que si hubiera hecho eso, todo sería DE COLOR DE ROSA, ARCO IRIS, FELICIDAD etc. etc. pero a veces, esas cosas no ocurren y tu historia lo representa muy bien ;) Y digo esto porque pronto se acerca el final, y bueno ... VALE, VALE, NO ME ADELANTO, YA TENDRÉ LA OPORTUNIDAD DE DAR EL DISCURSO FINAL XDDDDDD

Volviendo al tema (xD) Elena como cura? Joer, como mola ¿no? xDD Una mujer cura, y encima Elena (mi personaje, yo)

En fin ... que el plan no ha salido como tendría que haber salido ;( Y, nuestra protagonista, fugaz y valiente se vengará de Asier AW YEP. Yo espero que Gema se enfrente a Vanessa y que la restriegue todo lo que piensa sobre ella. Eso sería un momento de humillación y luego de DESTRUCCIÓN. CREO QUE ESTOY SINTIENDO LO QUE GEMA SIENTE ¿ES NORMAL? XD

Bueno, me parece que estoy escribiendo media biblia así que .. el Lunes ya te comento más cosas personalmente ¿Ok? jajajajaja.


Un besazo.


Pd: Leyendo este capítulo he tenido la oportunidad de escuchar todas las canciones que pones en el blog: Hurricane, Alibi y Kiss Me
Aiiinss, si es que .. este blog me encaaaanta xDD Música de Ed Sheeran y de 30STM y una historia intrigante y adicta ;DD
Nos veeemos !!!!

FunnyFantasy dijo...

Acabo de escribir un comentario pero se me ha borrado, no se si te llegará por eso repetiré lo escrito (si me acuerdo)

Me a empocionado cuando Jonathan se a puesto a llorar, dios,Asier muerto, y por Vanessa que rabia le tengo a la real i a la de metira jaajj :) aver si la matan, quiero saberlo yaaa!
estoi impaciente por leer la ultima parte, porque es la ultima parte no?

un beso F.F.

FunnyFantasy dijo...

Por cierto muchas gracias por avisarme de que publicaste!

♥♪ ♫●• ●Rose⌥ImAgINaRY♪ ♫●• ● ♪ ♫♥ dijo...

a ver a ver, Ya? Asier sin mas se esfumo? por favor Gema dime que tienes una super arma ultra secreta o que llegara una especie de entidad mayor y lo volvera a la vida oh milagrosamnt es solo un sueño y por favor todos menos que murio realmnte... si es asi joder eres una chica sin sentimientos, cruel, cruel, cruel como ninguna, Por el amor a todo lo que es santo...

esa ultima linea me dejo cona ansias de mas, diablos me convertistes en una vampira de tu novela xD que ironico y el blog es rojo.. jajajaja si lo se chistes malos, chistes malos


besos

a leer el siguiente cap :D lo siento pero si, eh estado ausente por unas semanas ¬¬ la tecnologia me odia que te puedo decir...