viernes, 27 de abril de 2012

I WAS Just in love with you

La garganta me ardía de dolor. La tenía seca, tosía todo el rato y no me dejaba dormir. Parecía como si millones de agujas prendidas en llamas se me estuvieran clavando en la garganta.
Me levanté de la cama dando un traspiés y me dirigí a la cocina a por un vaso de agua. El pasillo estaba muy oscuro, pero no me molesté en encender la luz para dejarme los ojos en el intento. Cuando estuve a unos metros de cruzar la puerta de la cocina, alguien me cogió del tobillo derecho haciendo que cayera al suelo. Di un grito al chocar contra el frío suelo al percatarme que era una mano lo que tenía agarrada del tobillo por mucho que no la viera en la oscuridad. El corazón se me subió hasta la boca y mis cuerdas vocales volvieron a articular un grito infernal. Alguien me intentó coger por la cintura, pero yo me resistí con patadas y puñetazos. De repente, otra mano me cogió por el cuello intentándome ahogar. Luego otra mano, que me cogió del brazo tirándome hacia sí. Muchas manos aparecieron a mi al rededor agarrándome de las extremidades, rompiéndome el camisón, estirándome del pelo... Yo gritaba y gritaba, ¿qué estaba pasando a mi alrededor? Todas aquellas manos querían algo de mi, me querían para sí mismos. Las manos rozaban con mi piel produciéndome escalofríos mientras sus uñas se clavaban en mi piel. Me hacían suficientemente daño como para que heridas provocadas por ellos empezaran a aflorar en mi piel, ahora, ensangrentada. Me tiraban de todo a lo que se aferraban esas manos mientras yo intentaba librarme de ellas. Pero eran demasiadas que me sujetaban y con demasiada fuerza para mi. Las lágrimas brotaron de mis ojos ante el terrible dolor que me producían esas manos. De repente, las manos pararon. Fueron desapareciendo de una en una en la oscuridad, como si no hubiera pasado nada, pero los moratones y heridas seguían en mi cuerpo. Respiré hondo varias veces pensando en lo que me acababa de suceder e intentando que me entrara en la cabeza. Hice un intento de incorporarme sobre el suelo, pero volvió aparecer, esta vez, una sola mano. Se acercaba lentamente hacia mi pecho mientras yo, empujando la espalda contra la pared, hacía el intento de alejarme de ella. Cuando estuvo a dos milímetros de mi pecho, paró, se frotó su propia mano con los dedos y con un movimiento ágil y veloz, se introdujo en el pecho. Atravesó la caja torácica destrozando todo a su paso sin importarle lo más mínimo. Las costillas rotas hicieron que me recorrieran como descargas eléctricas por todo mi esqueleto interno. Palpaba mi corazón con su mano con la que, unos centímetros más alejados pude reconocer el brazo de un hombre. Lo más increíble fue que no sentía un dolor espantoso como pensaba que iba a sentir: sino satisfactorio. Quería que siguiera palpando mi corazón, que lo siguiera acariciando aunque me proporcionarse un pequeño escozor y dolor. Era como un cosquilleo estremecedor dentro en el pecho. Pasaba el filo de sus uñas acariciando todo milímetro de mi corazón haciendo que me deleitase y saboreara esa incómodo pero placentera sensación. Mi pecho subía y bajaba con la mano aún introducida en el pecho gozando de tal sentimiento y sensación extraña. Al rededor de la mano podía verse la sangre chorrear hasta el suelo manchándome todo el cuerpo. Cerré los ojos pues esa sangre tenía una pinta inhumana y lasciva. Solté un gemido de placer exagerado e impetuoso. Agarré con mis dos manos la muñeca del hombre como pidiendo que siguiera y que no parase. Gotas de sudor cálidos goteaban hacia el suelo mezclándose con la sangre derramada. Saboreé cada minuto en el que la mano ambiciosa palpaba mi corazón con lujuria. La sensualidad de la mano rozando mi corazón me seducía hasta el punto en el que llegó un momento en que no me acordé de nada, solo de la sensación exótica y voluptuosa que sentía. Pero ese placer se desbordó al sentir que la mano empezó a agarrar fuertemente a mi corazón, casi ahogándolo. En ese momento no grité de gusto, sino de pura agonía. La mano empezó a salir lentamente de mi pecho con mi corazón agarrando. Tiró fuertemente para que las venas y arterias que lo rodeaban se rompieran. Vociferé un grito de angustia por ese terrible dolor provocado. La persona portadora de aquella mano desapareció entre la oscuridad del pasillo con mi corazón sujeto entre sus dientes afilados. Lo mordió, lo saboreó e hizo con él lo que quiso. No quería hacerme feliz, solo quería el tesoro que guardaba mi corazón.

Vaya estúpida pesadilla...., pensé mientras me levantaba de la cama.
Me pasé las manos por la cara desalentada. Fui a por el álbum de fotos colocado en la estantería mayor de mi habitación medio grogui.  Lo abrí de par en par mientras buscaba una sola foto. Cuando la tuve entre mis manos la observé: él y yo, los dos juntos hundiéndonos en un beso. Acaricié su perfecto rostro en la fotografía, la persona por la que suspiraba cada día... Luego empecé a hacer añicos entre mis manos a la foto que tantos recuerdos poseía. Tantos buenos, como malos.
Ojo por ojo, diente por diente... 


 Esto no sé donde lo hice, ale, ya lo he dicho. Lo tengo escrito en una hoja en sucio un poco (bastante) diferente de cómo lo he escrito aquí, pero me empecé a inspirar y... JAJA He intentado poner un poco de erotismo en el texto porque me inspiré con los nuevos textos de Nana (mi Tocaya), pero debo aceptar que nunca escribiré tan bien como ella (-.-") He intentado plasmar una especie de orgasmo, pero eso es lo que me ha quedado xDD  Representa como los hombres te miran de arriba a bajo en busca de un defecto y cuando lo encuentran se van dejándote hecha polvo, pero siempre aparece el cabrón de turno que es el que te deja mayor huella y es el que más te destroza por dentro. Supongo que este texto es una crítica al amor escrito por nuestras partes más negativas del corazón. ¿Cómo he puesto ese título? Estaba pensando en la canción de Joe Jonas, Just In Love, y me vino ese título a la mente. De lo que no me di cuenta era que la estaba escuchando en ese momento… Qué cosas XD Creo que lo he puesto bien en inglés, pero a saber xDD
¡Espero que os haya gustado! J

4 comentarios:

αℓεxαη∂яα dijo...

O.o Dios, pues tienes razón. Hay cada cabronazo que cada vez a su paso te hace daño en cuanto ven algo en ti que no les gusta te dejan como una desgraciada y luego en el camino te encuentras a uno que juega contigo, con tus sentimientos y sobretodo con tu corazón, destrozándolo después.... Serán cabronazos.
Este texto aunque ya me habías explicado y había leído de él ya me hizo pensar en su día.. ¿Por que no les hacemos lo mismo a ellos? ¿Por qué no jugamos con ellos como ellos hacen con nosotras? ¿Por qué?
A lo mejor es porque somos mejores que ellos, o porque tenemos dos dedos más de frente que ellos, sea lo que sea algo nos diferencia de ellos y cuando sepa que es te lo diré...
Por lo demás muy buena entrada, esta muy bien plasmada y me gusta como lo has escrito ¡COÑO! XD
¡Un abruzo!

Nana dijo...

Mucho muy sádico todo. A parte de tener ese toque erótico, que a mí parecer te ha salido estupendo, todo lo que lo envuelve es muy gore. Lo cual hace que me haya gustado mucho más, porque para sangrienta yo xD La verdad es que yo por un momento me he agobiado tanto como ella, todo el rato preguntándome qué ocurría, qué pasaba y por qué xD Hasta que ha aparecido la mano esa y... uyuy jaja
Repito, ha estado muy bien. Así que deja de comerte la cabeza con que no escribirás tan bien como yo situaciones así. Cada una tiene su forma de expresarse y la tuya es tan buena como la mía. Hazme caso y jamás te compares con nadie. "Yo molo", tu frase del día jajaja

Un besazooooo!! ^^

Gaia dijo...

Nana tiene razón: cada una tenemos formas de escribir muy diferentes, pero eso no hace que unas sean peores que otras. Todas son estupendas, créetelo, y más después de dejarnos la boca abierta con un texto como éste. Qué pasada, de verdad, hasta yo me he sentido agobiada con tantas manos... más todavía al final, cuando solo quedaba una y se dedicó a jugar sucio, a darle placer a ese corazón para al final arrancarlo de cuajo O.o Sí, te ha quedado muy gore, pero la metáfora no va tan lejos de lo que pasa en realidad... cómo juegan con nosotras, tan real como la vida misma.
Un besaaaaaazo! ^-^
PD: He actualizado Love in theory and practice para empezar una nueva historia, que tendrá que ver más con la fantasía que mis historias anteriores ^-^ Así que te invito a que le eches un ojo al argumento y me des tu opinión, yo creo que te va a gustar, pero no puedo desvelar nada más de momento... jajaja ^^ Un beeeeso!

♥♪ ♫●• ●Rose⌥ImAgINaRY♪ ♫●• ● ♪ ♫♥ dijo...

Erotico, sadico, raro... YO DIGO INCREIBLE dios Aria sabia de tu talento, pero esto es muchsisisisimo :3 me encanto, todo eso parace terne un transfondo, como nos cojen el corazon y se siente bn hasta q te lo arrancan y se van...
perfecto


Besos