domingo, 15 de enero de 2012

Me río de la muerte Cap 45

Ya no gritaba. Ya no respiraba fuertemente. Ya no tenía vida... Filius había abandonado este mundo cruel para ir a sabe Dios dónde...
Cuando me pareció ver a la parca avanzar tranquilamente por la cocina, creí que se trataba otra de esas horribles pesadillas, pero no. No era una pesadilla, ni si quiera me prestó atención, se dirigía únicamente en busca del alma de aquel hombre.
Dejamos a solas a Wanda con el cuerpo de su difunto marido. En esos minutos de soledad solo se podían oír gritos de horror y el goteo de las lágrimas salidas de sus ojos. Elena se había quedado con ella todo el proceso de su intento de salvación, aunque hubiera sido fallido...
El acosador, de nombre desconocido, explicó a mis amigos como vimos a Rosalie morderle el brazo a el señor Filius. Yo le había contado al acosador que conocía a Rosalie y todas esas movidas mientras llevábamos al hombre a la casa.
Gorka no mencionó palabra alguna y su cara estaba inesprexiva.  Los demás, con cara de estúpidos miraban a el acosador mientras nos contaba lo sucedido:
-¡Veis! Os había dicho que no me fiaba de ella - Todos con caras de idiotas menos Alex, que la sangre la hervía por dentro. Esa chica nunca la había caído bien.
Me fui a la cocina a ayudar a Jonathan, el acosador y a Elena, a limpiar la sangre y los restos de carne muerta. Los demás, también Wanda, cogieron el cuerpo de Filius y se lo llevaron al supuesto cementerio a las afueras del pueblo. Las lágrimas de los ojos de Wanda no paraban de caer y sus extremidades no paraban de temblar. No nos echó culpa alguna de la muerte de su marido, es más, nos agradeció que lo intentáramos salvar. No me podía ni imaginar el sufrimiento de Wanda al perder a la persona que más quería del mundo. Incluso, antes de la muerte de Filius, nos comentó que querían tener un bebé, los dos eran vampiros así que el bebé no se volvería loco como una servidora.
Cambiando de tema: resultó que el acosador se llamaba Rupert, era un hombre lobo solitario y me siguió al comprobar mi mezcla de sangre y temerse que haría alguna barbaridad.
Nos mantenimos en silencio después de la explicación de este, excepto Elena y Rupert, que se preguntaban la vida uno de otro. Parecía un chico de fiar...
Era casi imposible quitar aquellas horribles manchas de suelo y muebles. Un simple trapo y lejía no era lo suficientemente fuerte...
-...y de ahí, me encontré con Gema totalmente sola y pensativa. Oímos un grito y corrimos hacia Filius que le estaba atacando la tal Rosalie, depués... - Le cortó Jonathan que tiró bruscamente el trapo al suelo y se fue muy enfadado al salón.
Me lavé las manos en el fregadero y le seguí a ver qué demonios le pasaba. Los otros dos retomaron su conversación un poco contrariados. Estaba sentado en el sillón con la respiración acelerada y las manos cerradas en puños.
-¿Qué te ocurre? - Me coloqué en frente de él.
Se apartó el pelo de los ojos y me miró con una expresión sarcástica.
-¿Qué qué me pasa? ¿¡Te das cuenta que por la gilipollez de irte sola casi te matan!? - Estaba muy nervioso y alterado, supuse que lo mejor era dejarle solo, pero por alguna razón no quise hacerlo.
Se levantó del sillón y pasó sus manos por su cara intentándose tranquilizar.
-¿Y tú te das cuenta de que sigo viva? - dije en un tono tranquilo y despreocupado, algo que le alteró más.
Sacudió la cabeza y apretó aún más sus puños. No me gustaba nada que se pusiera así, antes no era así y eso a mí también me enfadaba.
-No es por el hecho de lo que halla pasado, ¡si no de lo que pudiera haber pasado! - Me cogió de los hombros y me obligó a que yo también le mirase a la cara - ¡¿No te das cuenta de que me importas?!
-Claro cariño, te podían haber matado en un abrir y cerrar de ojos ¿no te das cuenta? - Esa voz...
Me puse rígida, y no solo al oír esa voz, si no a la expresión atónita de Jonathan. Me di la vuelta despacito y pude contemplar unos ojos extremadamente azules en la cara de una chica hermosa y totalmente asquerosa. Su pelo dorado le caía por los hombros, sus dientes blanquecinos monstraban una sonrisa de superioridad y su corazón se volvía más negro por momentos.
Cuando me había olvidado de ella, cuando solo me preocupaba por los devoradores, aparecía ella. Y como buena líder, siempre la tenía que seguir alguien.
-Tenía que haberte devorado a ti y no al estúpido vendedor - Parecía que Rosalie no era como su hermano, ella no se arrepentía de nada. ¡Qué asco!
-¿A que has venido? - dijo Jonathan mientras se colocaba delante mía y se enfrentaba a aquel demonio con patas.
Aparecieron por la puerta de la cocina Elena con los ojos como platos y Rupert arqueando una ceja. Justo antes de que la puerta de la entrada se abriera y aparecieran Max, Taylor, Pete, Andreah y Gorka.
-Vaya... Nunca me imaginé que vería en persona a la reina de nuestro mundo - dijo Rupert con una sonrisa en sus labios. Suspiró - Me dan verdaderas ganas de vomitar... -En definitiva, ese chico me caía de p*** madre.
-Ignoraré lo que acabo de oír y llamaré ante mi a  Elena y Gorka - Pija... ¿Qué se creía?¿Que la iban a besar los pies?
Mis amigos entraron al salón donde estábamos y Gorka y Elena se acercaron a ella con la mirada baja. Gorka respiraba fuertemente y le echaba cada dos por tres una mirada fulminante a su hermana Rosalie.
Las manos le temblaban y permanecía todo el rato con el ceño fruncido y la mirada baja, cuando no mataba con la mirada a su hermana, claro.
-Tranquilos, no os pienso matar - Un suspiro de alivio resonó por toda la casa, pero la tensión en el ambiente era el mismo - pero no me ha gustado nada lo que habéis hecho... - Esta vez, suspiró ella fingiendo decepción.
¿Para qué engañarnos? Todos teníamos miedo. No a que nos matara, sino a que mataran al ser más querido que teníamos a nuestro lado. Yo más que nunca, ahora que sabía que Jonathan de verdad me quería, sin contar la estúpida pelea que habíamos tenido hace escasos minutos. No podía expresar con palabras lo que sentía. Era como si mi corazón se ahogase a sí mismo cuando observaba los ojos azules de esa chica. Según me contaron hace unos días, Vanessa mataba por diversión, pero cuando supo de mi existencia solo quería verme retorcer en dolor. Ordenaba a devoradores, vampiros y hombres lobo que me espiasen y que con precaución y sin darme cuenta, convirtieran mi vida en el mismísimo infierno. ¿Por qué no se encargaba ella de hacerme la vida imposible? No lo sabía. ¿Demasiado cobarde para enfrentarse a una chica con mezcla se sangre? No lo creía, simplemente por el hecho de que ella no podía albergar sentimientos de ninguna clase. ¿Casarse con Jonathan? Vio a un chico guapo y cuando se enteró de que yo existía, se obsesionó aún más. Todo el mundo la temía y no podían quitarle el puesto de reina hasta su muerte natural. Si alguno la mataba seríamos castigados con la muerte, pero no una muerte cualquiera. Por lo que había escuchado: a los "traidores" se les obligaba a tragarse una especia de droga que hacía que poco a poco, el corazón se te parase y te produciera un dolor insufrible hasta la muerte. Cuenta la leyenda que era tal el dolor de la persona que, después de muerta, nunca descansaría en paz, pues su alma, estuviese donde estuviese, seguiría gritando de agonía y aquel con el que compartía una conexión, escuchaba esos gritos cada noche hasta que se volvían locos y morían.
Una leyenda, pero una droga totalmente real. Un ángel por fuera, un demonio por dentro...
-Bueno, será mejor que me vaya... - dijo Vanessa al tiempo que apartaba a mis amigos de su camino con una simple sacudida de mano, ya que poseía en poder de controlarnos la mente. Anduvo tranquilamente hacia la puerta y se paró justo en frente. Se dio la vuelta - Ya os enviaré por correo las invitaciones de boda ¿verdad Jonhy? No quiero esperar más - Mostró una sonrisa de oreja a oreja y salió por la puerta junto con Rosalie, pero Gorka la paró con su voz:
-¡Eres mi hermana! ¿Cómo has podido? - gritó acercándose a su hermana y con unos ojos furiosos.
- Te has unido al enemigo... Tú ya no eres mi hermano - dijo con una voz estridente y cruel, después salió por la puerta intentando dar un portazo, pero la puerta no se cerraba y era imposible.
"Jonhy"... Esa chica merecía morir de una maldita vez...
Hubo un silencio sepulcral durante unos minutos. Jonathan ya no tenía la ted morena, ahora estaba pálido y sus ojos grises parecían volverse negros por momentos. La tensión en el ambiente se había relajado un poco, pero el temor seguía existiendo en cada uno de nosotros. Max cogió por la cintura a Taylor temiendo de que se la pudieran llevar y Taylor en un gesto tranquilizador le agarró al mano con fuerza. Por parte de los demás, estábamos todos conmocionados de volver a ver a aquella pija del demonio.
-Yo mejor me voy - señaló Rupert al tiempo que se dirigía hacia la puerta y bufó - ¡Qué asco de tía! ¡Qué asco de mundo!
Adiós ¿eh?, pensé para mis adentros, pero nadie dijo absolutamente nada hasta que Pete (nadie en la vida pudo adivinar por qué lo dijo en ese momento) rompió el silencio:
-Ya sé que no es un buen momento y parezco idiota al decirlo ahora, pero no me podía aguantar más - Se acercó a Andreah con expresión firme y muy seguro de lo que hacía - Paso de pelearme contigo y te quiero demasiado para esperar más siglos a tenerte por completo - Miró hacia el suelo incómodo y luego la miró a sus ojos verdes botella- Hay iglesia, pero no hay cura. Hay amor, pero no dinero para un anillo... ¿Me harías el favor de casarte conmigo?
¿En ese preciso instante, después de que viniera a la casa, nuestra peor pesadilla, se lo decía?, pensé, ¡Qué surrealismo!¡La virgen!

7 comentarios:

Thalia dijo...

Joder, lo del la Parca me ha recordado cuando se muere un Sim y viene como si nada por la puerta y hasta se pone a cocinar xDD
Pobrecita Wanda T.T
¿Y yo y Harry (o como le pongas en la historia) donde coño estamos? ¬¬
Que empalagoso/bonito final xDDD
Buen capítulo, un abruzo

αℓεxαη∂яα dijo...

Jo pobre Filius.... :( Ya lo sabía yo,que esa puta asquerosa se iba a cargar a todo el mundo,pero claro,¡COMO SANDRA ESTÁ LOCA!XDD
Que momento de tensión más grande cuando a aparecido Vanessa y que hija de P*** cuando a dicho a Jonathan lo de casarse con ella ¡¡SERÁ CABRONA!! Y encima va y le llama "Jonhy"(...)
Que bonitooo elll finalll!!!!Pero es cierto,que surrealismo la virgen!!
Te ha quedado Genial el capitulo ;D
Un abruzo(de parte mía y de Andreah)

laura dijo...

Pobre hombre, y pobre su mujer que se ha quedado viuda T.T
¡¡Qué hija de Vanessa es Vanessa!! mira que llamarle Jonhy eso lo hice yo una vez y desde entonces me odia (True story) bueno por eso y por más cosas, me encanta Filius XD
Qué bonito que Adreah se nos casa XD
Aun que vaya momentito para decirlo XD
Buen capitulo XD
un abruzo XD

white_demon dijo...

Un capítulo con todo. No te has dado el privilegio de dejarte nada suelto eh jajaja Entre la muerte del hombre, el momento de tensión por Vanessa y Rosalie y de repente, la proposición de matrimonio de Pete... He tenido una explosión de todas las sensaciones xD Desde nerviosismo hasta las carcajadas. Luego a parte, me ha apetecido achuchar a Jonathan cuando te ha dicho que le importabas jaja Claro que también me ha apetecido matar a Vanessa ¬¬ Tenía que recordar lo de la boda, no se quedaba tranquila si no lo hacía ¬¬

Bueno Tocaya, que te voy a decir que ya no te haya dicho... ¡MÁS! jajaaja Un besazooooo

Oda dijo...

""Cuando me pareció ver a la parca avanzar tranquilamente por la cocina, creí que se trataba otra de esas horribles pesadillas, pero no. No era una pesadilla, ni si quiera me prestó atención, se dirigía únicamente en busca del alma de aquel hombre.""

"-No es por el hecho de lo que halla pasado, ¡si no de lo que pudiera haber pasado! - Me cogió de los hombros y me obligó a que yo también le mirase a la cara - ¡¿No te das cuenta de que me importas?!
-Claro cariño, te podían haber matado en un abrir y cerrar de ojos ¿no te das cuenta? - Esa voz... ""

esas partes me dejaron asi como ...(0.O) que va a pasar???!!...y cuando parece que la cosa no puede ir mejor....LO ES!...te superas a ti missmaa...me gustaa mucho este blogg..me gusta demasiado... jaajajajajaj....eres muy atelantosa escribiendo...deberias tratar de llegar ams lejos q a las publicaciones en un blog..es que tu das para mucho mas :)..en fin..me despido!....cuidate mucho nos vemos

Silvia dijo...

¡Qué pasada de capítulo! Bueno, me había pasado por aquí pocas veces a comentar y hacía mucho tiempo que tenía el mundo blogger abandonado, pero me propuse llevarlo al día y por aquí estoy :) A pesar de no haber seguido la historia desde el principio voy a tener que seguirte desde aquí porque es tremenda la mezcla de acontecimientos, increíble ^^ Me ha parecido emotiva esa propuesta de matrimonio y hasta me ha hecho gracia la forma en que lo ha expresado... jejej Pero me parece lógico, yo si estuviese en peligro tampoco querría dejar ningún cabo suelto!
Lo siento por el testamento jajaja
Espero publiques pronto!
Beeeesos

♥♪ ♫●• ●Rose⌥ImAgINaRY♪ ♫●• ● ♪ ♫♥ dijo...

jajaj matrimonio despues de todo eso?
deberas me dio mucha risa lo que dijistes al final xD jajajajaja Gema tu de plano siempre haciendome reir, volviendo a lo demas, me encanta esa forma tuya de describir :3 esta super!!!!!!!!!! y esa vanessa ¬¬
besos Gemaa